Saltar al contenido

Clicker para perros

El clicker te permite entrenar a tu perro de una manera muy sencilla y divertida. En nuestra página web podrás aprender qué es y cómo usarlo.

clicker para perros

¿Qué es el clicker y para qué sirve?

El clicker es un aparato de pequeñas dimensiones usado en el adiestramiento canino. Hay de varios tipos pero se basa en que todos ellos hacen un ruido característico. Este ruido puede ser asociado por nuestro perro a un refuerzo positivo. En general los entrenadores de perros lo asocia a la comida. Es decir que cada vez que suene el perro sabe que va a recibir comida por lo que no tendremos que dar la recompensa de manera inmediata facilitando así el adiestramiento en obediencia, en disciplinas caninas o en habilidades caninas e incluso en adiestramiento en detección de sustancias.

Karen Pryor es una experta en conductismo y bióloga marina que ha popularizado el entrenamiento con clicker a partir de la década de los 80. Ella defiende el entrenamiento en positivo y debido a que comenzó a entrenar mamíferos marinos como delfines y orcas era muy difícil de premiar el comportamiento en su preciso momento. Por eso ella usaba un silbato a modo de clicker moderno, con lo que los animales al escuchar el silbido sabían que se habían ganado un premio aunque no fuera de manera inmediata. El silbato era el reforzador condicionado.

Usos del clicker

Clicker y habilidades caninas

El uso del clicker está muy extendido a la hora de enseñar alguna habilidad canina a tu perro. En general se usa en una técnica que se llama moldeado libre. Esta consiste en premiar las aproximaciones al comportamiento que queremos conseguir. El clicker nos ayuda en esta tarea puesto que podemos ser muy precisos si tenemos un buen timming y clicamos en el momento justo. Además de esta técnica también podemos usarla en las técnicas de guiado con comida o en el uso de targets para enseñar una habilidad.

Moldeado libre con una caja y clicker

Clicker y agility

El agility es una disciplina canina que consiste en sortear una pista con diferentes obstáculos a toda velocidad. Si comienzas puedes ir a algún club cerca de tu zona para que te enseñen cómo practicarlo. Dependiendo del club donde vayas usarán el clicker o no. O algunos lo usaran para determinados obstáculos. El agility no es más que una sucesión de comportamientos por lo que podremos enseñar por separado cada uno de ellos y usar el clicker en los saltos, para rodear, en los túneles o en el slalom por citar algunos ejemplos.

Clicker y obediencia

La obediencia, ya sea de modo deportivo o para el uso de esta en el día a día, puede verse beneficiada por el uso del clicker. Con el clicker podremos premiar un quieto desde más lejos, o hacer click mientras camina a tu lado para enseñarle el junto. 

¿Cómo condicionar el clicker?

Para condicionar el clicker te bastaran muy pocas sesiones. Comienza con tu perro en un lugar tranquilo de tu casa. Con él en una mano y los premios preparados vas a hacer sesiones de 10 repeticiones haciéndolo sonar y a continuación y tras una pausa entrega un premio. Tras varias sesiones verás cómo tu perro espera el premio después del sonido. Si ocurre esto ya tienes condicionado el clicker y listo para ser usado en las sesiones de adiestramiento y entrenamiento. A este proceso también se le denomina cargar el clicker.

Una vez que tu perro tiene cargado el clicker ya puedes comenzar a usarlo. Te recomiendo que antes de introducirlo en los entrenos con tu perro practiques por tu cuenta para que tengas soltura en su manejo. Piensa que el clicker es una excelente herramienta pero manejada de forma erronea puede ser perjudicial.

Tipos de clicker

En el mercado puedes encontrar multitud de modelos de clicker de varias formas y en muchos colores disponibles. Tenemos los que tienen forma de caja. Tienen un sonido mas fuerte y hay que tener cuidado puesto que algunos perros se pueden asustar al escucharlo. Para comenzar a usar este tipo de clicker puedes taparlo un poco con la manga o hacerlo sonar a través de algo. Cuando tu perro se acostumbre podrás usarlo normalmente.

El otro tipo más extendido es el que viene con un silbato. Estos tienen un botón que al accionarlo suena. El sonido es más débil y si quieres premiar a tu perro con un comportamiento en la distancia quizás no lo escuche bien.

El clicker mal usado

Algunos adiestradores o propietarios creen que el clicker es la solución mágica que resolverá todos los problemas de su perro. Por lo que no se preocupan en aprender sus fundamentos y si está o no recomendado para su perro. Algunos clican muy pocas veces. Con esto puedes conseguir que tu perro se frustre por no llegar nunca el click con el consiguiente premio. Otros por el contrario clican demasiado por lo que también están cometiendo un error. Si haces esto esta fantástica herramienta perderá su valor y no la podrás utilizar para entrenar con tu perro.

Además si no estás familiarizado con su uso puede que estés más centrado en el que en tu perro durante las sesiones. Además puedes caer en el error de dejar a tu perro en segundo lugar. Cuidado con esto para no deteriorar el vínculo

Otros inconvenientes que pueden surgir es la de incrementar el nivel de estrés de tu perro. Incluso puede ocurrir que tu perro lo asocie a algo negativo y no quiera entrenar con él. Si esto sucede puedes cargar una palabra como “bien” a modo de clicker tratando de decirlo de una manera neutra.

Consejos para usar el clicker

El clicker puede ser usado con cualquier perro sin importar la raza o la edad. Cualquier perro puede aprender comportamientos nuevos a lo largo de toda su vida. Eso si como propietario o como entrenador debemos de conocer las limitaciones de edad o físicas. 

Para que el entrenamiento con clicker sea efectivo tienes que usarlo en sesiones de entrenamientos cortas y que están sean divertidas para tu perro y para ti. Recuerda que si haces click tienes que darle un premio sino corres el riesgo de que pierda el significado de refuerzo condicionado. 

Y por último no quieras correr, cada ejercicio o habilidad dependiendo de su dificultad requiere de tiempo para aprenderla. Una fórmula mágica para que tu perro aprenda más rápido es lograr cuantas más repeticiones correctas en el menor tiempo posible. Con esto y un buen timming con el clicker le será más sencillo.

Un poco de historia

En 1938 Marian Kruse asistía a B.F Skinner. Una de sus tareas dentro del laboratorio era entrenar a las ratas para realizar experimentos con ellas. Un día durante estos entrenamiento fue mordida y cuando fue al botiquín a curarse conoció a Keller Breland que se acababa de graduar en psicología.

Marian y Keller se casaron en 1941 muy poco antes de que Estados Unidos entrara en conflicto bélico. Skinner pensó que sus experimentos donde había descubierto sobre el condicionamiento animal serían de gran ayuda al ejército y con ayuda Marian y Keller comenzaron a entrenar palomas para guiar bombas.

A partir del año 1943 Marian entreno animales para espectáculos o para anuncios con su compañía fundada nombrada Animal Behaviour Enterprises. Había sido capaz de entrenar a gallinas y patos mediante el condicionamiento instrumental. Mediante esto aprendieron a encender luces, a jugar al baloncesto o a tocar un piano. Otros animales con los que entrenaron muchos comportamientos fueron vacas, cerdos y conejos.

Años después entraron en contacto con Bob Bailey que era biólogo y director del área de entrenamiento de delfines. En 1965 murió Keller y Marian y Bob prosiguieron con el entrenamiento de animales y se casaron en 1976. 

Bob es conocido debido a su trabajo al usar un estímulo puente, es decir, dejar un intervalo de tiempo entre lo que hace el animal y la entrega del refuerzo primario como en este caso es la comida, el entrenamiento con clicker.

En la actualidad numerosos entrenadores, adiestradores y educadores caninos usan esta herramienta cuya historia acabas de descubrir.